Diferencias entre un smartphone de última generación y el antiguo Nokia 3330

moviles
Los teléfonos móviles han evolucionado exponencialmente desde el que antaño fuese uno de los mejores teléfonos, el conocido Nokia 3330, el cual, además de funcionalidades era tremendamente robusto. A pesar de ello, este modelo está a años luz de los smartphones de última generación, dispositivos que ofrecen localización GPS, acceso a Internet mediante 4G, infrarrojos, conectividad NFC y un gran número de adelantos que antaño eran casi ciencia ficción.

Las diferencias son más que notables, algo que podemos ver a continuación en esta pequeña comparativa. Comenzaremos por el Nokia 3330, un dispositivo que tuvo su momento de gloria allá por la década de los 2000.

¿Cómo era el Nokia 3330?

Se trataba de un dispositivo dotado de una carcasa muy robusta que operaba en la red GSM 900/1800, tenía una tecnología bastante espartana de carga rápida y una batería de 900 mAh que duraba casi unos 11 días en espera y unas 4,5 horas en conversación.

Soportaba tarjeta de memoria, contaba con una agenda telefónica de 100 entradas, solamente contaba con conectividad WAP, no contaba con GPS, su pantalla tenía un tamaño de 84 x 84 píxeles, no era táctil y no tenía los millones de colores con los que cuentan los smartphones de última generación que podemos encontrar hoy en día en el mercado.

Para finalizar, no se podía instalar ningún programa o aplicación, todo con lo que contaba el teléfono, como juegos, agenda, calculadora, etc., venía prefijado de fábrica. Asimismo no contaba con cámara, ni frontal ni tampoco trasera.

¿Cómo son los smartphones de última generación?

Los teléfonos móviles más modernos de hoy en día son completamente diferentes, incluso cuentan con asistente de voz, como si se tratase de un robot, algo impensable en los años en los que el Nokia 3330 era el rey de los teléfonos móviles.

Aunque el talón de Aquiles lo tienen en cuanto a la duración de su batería, podemos ver cómo hay modelos que superan los 4000 mAh de capacidad, capaces de proporcionar la energía suficiente para aguantar un día entero dándole mucho uso y hasta dos o tres días con un uso normal.

Cuentan con grandes capacidades de almacenamiento pudiendo llegar hasta los 128 GB, aunque los hay con más capacidad, algo que puede aumentarse con tarjetas microSD o de formatos similares. En cuanto a conectividad, los smartphones más actuales cuentan con muchas alternativas diferentes como Bluetooth, Wi-Fi, NFC, 4G, micro USB, etc.

Podemos encontrarlos de muchos tamaños diferentes, con dispositivos que van desde las más sencillas 4 pulgadas de tamaño de pantalla hasta las 7, lo que popularmente ese conoce como phablets.

Todas las pantallas de los móviles son táctiles, ofreciendo diferentes calidades, aunque los más recientes tienen hasta 4K de resolución. Si hablamos de resolución, tampoco hay que olvidarse de las cámaras con las que cuentan, en muchos casos llegando a los 21 MB la cámara trasera, casi tanto como una réflex profesional.

Te puede interesar:

  • No hay post relacionados

You may also like...

Deja un comentario