¿Cómo elegir el mejor ratón ergonómico?

raton pc
Cuando pasas mucho tiempo delante del ordenador y especialmente si eres aficionado a los videojuegos, interesa hacerse con un buen ratón ergonómico. A la hora de elegir cuál comprar, nos vamos a encontrar con muchas marcas, como por ejemplo el ratón Logitec inalámbrico, por lo que elegir puede resultarnos complicado. Por este motivo, este artículo puede resultarte de mucha ayuda a la hora de comprar, ya que vamos a hablar a continuación de los tips que debes tener en cuenta antes de comprar un ratón ergonómico.

Qué tener en cuenta antes de comprar un ratón ergonómico

A continuación te listamos los puntos más importantes que debes valorar:

  • Uno de los motivos principales por los que te habrás dedido por comprar un ratón ergonómico es para dejar de sentir molestias o dolor en tu muñeca, así como entumecimiento. El ratón que compres debe proporcionarte una postura cómoda. Por tanto, el primer punto que debes tener en consideración es que la muñeca quede perfectamente relajada y que la posición de la mano sea adecuado, de manera que, independientemente del tamaño de tus manos, puedas tener un buen agarre del ratón.
  • Los puntos por pulgada: Cuantos más puntos por pulgada o DPI tenga tu ratón, mejor responderá a los movimientos que realices, ya que tendrá una mayor sensibilidad y podrá determinar con más precisión cada pequeño desplazamiento. Entre los gamers, lo común es que los ratones no bajen de los 5.000 puntos por pulgada y se suele buscar además un ratón que permita configurar dicho parámetro, de manera que, ya que, dependiendo del juego al que estemos jugando, puede interesarnos más o menos que nuestro ratón sea más o menos sensible a los movimientos.
  • Los materiales de fabricación: Aunque la mayoría de los ratones están ensamblados con piezas de plástico, es importante tener en cuenta que hay ratones que disponen de ciertas zonas rugosas que nos darán mucha comodidad frente al sudor, facilitando el agarre.
  • Adiós al láser: Todos los ratones modernos utilizan sensores ópticos frente a los sensores láser. Esto es debido a que, mientras que el láser puede trabajar en superficies como el cristal debido a su tecnología de detección más profunda, esa resolución de sensor más profunda hace que los sensores láser rastreen incluso las fibras de la alfombrilla del ratón, lo que puede causar temblores e inexactitudes en el ratón cuando queremos hacer un desplazamiento de un punto a otro. Además, los ratones láser también tienen velocidades de funcionamiento mucho más bajas, lo que quiere decir que se vuelven imprecisos a medida que se aumentan los DPI.
  • Los botones: Puede que te interese un ratón con varios botones, además de los tradicionales y la rueda. En este caso, debes fijarte en que tu ratón permita una posición cómoda a la hora de tratar de alcanzar los botones extra. Por otro lado, también es fundamental tener en cuenta lo suave o fuerte que tenemos que pulsar los botones para que el click sea efectivo. Un click suave nos resultará más cómodo de realizar y lo largo del día, habremos hecho trabajar menos a nuestra mano.

La ergonomía es muy importante hoy en día para las personas que pasan largas horas trabajando. Del mismo modo que debes elegir un ratón y un teclado ergonómicos, también es muy importante que elijas una buena silla y que trates de hacer descansos cada hora, para evitar el agotamiento.

Te puede interesar:

  • No hay post relacionados

You may also like...